Inicio Historia Mensaje de la Presidenta ¿Qué es la AEGP? Directorio Donativos Sitios Afines Contáctanos AVISO DE PRIVACIDAD
Secciones
  Actividades
  Comtés Auxiliares
  Detección oportuna del   Cáncer
  Unidad Móvil
  Comunicación
 
Misión

Disminuir la incidencia y desarrollo del cáncer en a comunidad, a través de programas de prevención y apoyo con tratamientos Oncológicos a personas de escasos recursos y sin Seguridad Social; fortaleciendo con ello nuestro crecimiento
personal y espiritual al
ayudar a resolver un
problema social, logrando así que las nuevas generaciones tengan una mayor calidad de vida.

 
Links
El Imparcial
Expreso
Primera Plana
Diario del Yaqui
 
 
 
 
Imprimir     Recomendar nota
 

Mueren al año en México casi 60 mil personas por cáncer   
 
 

Comunicación Social / 2009-07-21

Podrían evitarse las muertes con una detección temprana de este mal. En México cada año fallecen casi 60 mil hombres, mujeres y niños a consecuencia de los diferentes tipos de cáncer, enfermedad que epresenta la primera causa de muerte en el mundo, afirmó el oncólogo José Athié.   
 
En entrevista, el experto del Centro Médico Nacional (CMN) 20 de Noviembre del ISSSTE y ex presidente del Consejo Mexicano de Oncología informó que en México mueren cada año 28 mil 883 mujeres, 26 mil 846 hombres y mil 630 niños a causa de este mal.    
 
En el marco del Día Internacional de Lucha contra el Cáncer, que se conmemora este lunes, indicó que 80 por ciento de las muertes por cáncer podrían ser evitadas o retrasadas en caso de detectarse oportunamente.   
 
El Día Internacional de Lucha contra el Cáncer fue decretado por la Unión Mundial contra el Cáncer, que reúne a 270 organizaciones no gubernamentales de 80 países, con el fin de crear un frente común de información para promover la prevención, diagnóstico oportuno y tratamientos adecuados.  
 
"Los mexicanos debemos entender que cáncer no es sinónimo de muerte. En los últimos años la ciencia médica ha avanzado en el combate a la enfermedad, lo que se refleja en el incremento en el tiempo y la calidad de vida de los pacientes", dijo José Athié.   
 
Sin embargo, dijo que existen muchas creencias y factores que retrasan el diagnóstico oportuno y hacen más difícil el control y la cura de la enfermedad, en la que el tabaquismo es uno de sus principales responsables.   Con base en un estudio que se realizó en el marco del Día Internacional de Lucha Contra el Cáncer, el galeno refirió que en 2007 se diagnosticaron en el mundo 12 millones de nuevos casos de cáncer.   
 
"El tabaco, responsable de 100 millones de decesos en el mundo en el siglo XX, podría provocar más de mil millones de fallecimientos en el siglo XXI, la gran mayoría en países en vías de desarrollo", advirtió el doctor Athié.
 
"En países en vías de desarrollo el cáncer de pulmón, estómago e hígado son los principales tipos de cánceres en los hombres, por su parte el cáncer de mama, útero y estómago son los que afectan primordialmente a las mujeres. El año pasado estos países registraron 6.7 millones de casos de cáncer y 4.7 millones de muertes", informó.

Sigue  Mueren al año. dos. informó   Puntualizó que el cáncer es la causa número uno de muerte en el mundo, al alcanzar 7.6 millones de decesos en 2007, y reconoció que a pesar de los avances en la detección oportuna y las nuevas terapias contra el cáncer los pacientes acuden de manera tardía al médico.   

Recordó que conforme al informe "Cifras y hechos del cáncer mundial", publicado en diciembre de 2007 por la American Cancer Society, aproximadamente 15 por ciento de todos los casos están vinculados a infecciones del estómago, hígado y cáncer cervicouterino.    

 

Una de las principales causas, insistió, es que se relaciona directamente con los estilos de vida adoptados por las personas como fumar cigarrillos, mayor consumo de grasas saturadas, alto contenido calórico y menor actividad física. 
 
Resaltó que uno de los mayores logros contra el cáncer consiste en que para ciertos tipos ha dejado de ser una enfermedad terminal para convertirse en un padecimiento crónico, como la diabetes o la hipertensión, el cual puede ser controlado gracias a "terapias blanco".  
 
 Estas terapias atacan las células dañadas sin agredir a las sanas, es decir, son terapias blanco moleculares que actúan de manera selectiva contra las células malignas. Este mecanismo de acción se traduce en mayor eficacia, sin comprometer seguridad y tolerancia.
 
Alertan que cáncer linfático puede confundirse con dolor de garganta

Francisco Tripp, especialista del Centro Médico Nacional La Raza el IMSS, alertó a la población sobre el cáncer linfático pues en muchas ocasiones sus síntomas pueden confundirse con dolores de garganta e inflamación de ganglios y boca.   

En entrevista, el hematólogo dijo que la falta de información sobre ese tipo de cáncer, que padecen con más frecuencia personas de 15 a 35 años y de 50 a 70 años de edad, provoca que los enfermos acudan al médico hasta un año después de que inició.   
 
"En invierno son comunes las enfermedades respiratorias relacionadas a la inflamación de los ganglios en la zona de boca y garganta, por eso importante acudir al médico si la hinchazón y el dolor persisten por más de
dos semanas pues podría ser cáncer linfático", alertó.   
 
Explicó que el cáncer linfático es el quinto tipo más frecuente en el mundo, y en 25 por ciento de los casos puede encontrarse en la piel, el aparato digestivo, huesos, testículos, pulmón y sistema nervioso central.  
 
Resaltó que de 75 a 95 por ciento de las personas diagnosticadas en etapa temprana se curan, pero como no es fácil detectar se estima que en el mundo hay más de un millón de gente que vive con linfoma.   
 
Recordó que el Registro Hospitalario de Cáncer 2007, del Instituto Nacional de Cancerología (INCAN), reveló que los linfomas ocupan un lugar predominante entre las 10 principales enfermedades cancerígenas en la población mexicana.  
 
"Se estima que cada año siete mil mexicanos adquieren esta enfermedad que en su forma más agresiva puede terminar con la vida de una persona en seis meses", resaltó.   
 
El linfoma es el cáncer de sangre que se presenta con mayor frecuencia y es el tercero más común en la niñez, y según datos de la Sociedad Americana del Cáncer se calcula que casi 18 mil 660 hombres y mujeres murieron a causa de linfoma no Hodgkin durante 2007.   

Insistió en que si la inflamación de los ganglios de la garganta, como las amígdalas, persiste por más de dos semanas no es normal. "Si estos bultos crecen arriba de un centímetro deben ser analizados con una biopsia, a fin de descartar cáncer", enfatizó.  
 
 El especialista de Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) abundó que es importante poner atención si hay un crecimiento no habitual en la faringe, sumado a fiebre vespertina y nocturna, así como a la pérdida de peso y sudoraciones.  Alertan.dos.sudoraciones  
 
"A veces se pasan por alto esos síntomas. Las personas piensan que no es nada grave y acuden al médico a que les recete analgésicos. Puede pasar hasta un año para que detecten el cáncer linfático y cuando los examina el especialista la enfermedad está avanzada", dijo.   

Entre los síntomas del linfoma no Hodkings destaca la hinchazón no dolorosa de los ganglios linfáticos en cuello, abdomen, axila o ingles; fiebre, dolores en garganta, de huesos y articulaciones; sudoración nocturna, fatiga, pérdida de peso y de apetito, e infecciones recurrentes.  
 
También erupción cutánea o comezón en la piel, dolor en el pecho, abdomen o huesos sin razón aparente, y entre los factores de riesgo están infecciones virales y bacterianas, enfermedad genética del sistema inmunológico, exposición a la radiación, entre otros.   
 
Asimismo son factores de riesgo los trasplantes de órganos, infecciones relacionadas con el VIH/Sida o el virus del linfoma, leucemia humana de células T (su sigla en inglés es HTLV-1), así como infecciones con el parásito que causa la malaria.  
 
Otro factor de riesgo es cuando existen antecedentes de mononucleosis infecciosa (causada por una infección con el virus Epstein-Barr); o la bacteria Helicobacter pylori (H. pylori), identificada como una causa de las úlceras estomacales.   
 
 Entre los tratamientos para combatir ese cáncer está la radioterapia, quimioterapia, terapia biológica (inmunológica), cirugía y quimioterapia en dosis elevadas con trasplante de médula ósea.   
 
Entre los fármacos utlizados para tratar este tipo de cáncer destacan el Rituximab, que mejora la calidad de vida del paciente al tratarse de un anticuerpo que usa las defensas del organismo humano para atacar al agente cancerígeno.
 
  Opiniones
 
  Más información en esta sección:
Mueren al año en México casi 60 mil personas por cáncer

 
 
 
 
 
Un producto HechoenSonora Network